Páginas vistas en total

sábado, 14 de enero de 2012

Un poco de todo

Los fenómenos que parecen acontecimientos malos, dolorosos, desagradables, son estados transitorios de algo que está mejorando.
En mi casa tengo un canario que canta cuando te nombro. Mira si te nombro veces que hasta el canario está ronco.
El rió vuelve a su cauce, la golondrina, a su nido, sólo el corazón no vuelve a tener la ilusión que ha perdido.
Anoche pedí a un ángel que fuese a protegerte mientras dormías. Al rato volvió y le pregunté por qué había vuelto. Una ángel no necesita que otro lo proteja, me respondió.
No te fijes en la letra, ni tampoco en la escritura, fíjate en mi que te quiero con locura!.
Lo que hace disfrutar de una relación son los intereses comunes; lo que la hace interesante son las pequeñas diferencias.
Si te propones desempeñar un papel superior a tus fuerzas, no sólo lo harás mal, sino que dejarás de desempeñar aquél que en realidad te corresponde.
Siempre hay un poco de locura en el amor, pero siempre hay un poco de razón en la locura.
El tiempo es cuestión de tiempo, la vida es cuestión de vida, la vida dura un momento, el tiempo toda la vida.
¿Qué es la vida? Un frenesí ¿Qué es la vida? Una ilusión, una sombra, una ficción, y el mayor bien es pequeño; que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son.
No hay nada imposible, porque los sueños de ayer son las esperanzas de hoy y pueden convertirse en realidad mañana.
Si no aprendes a confiar en los demás, difícilmente lograrás que ellos confían en ti.
Las personas inteligentes son capaces de simplificar lo complejo; los tontos, en cambio, suelen complicar lo sencillo.
En la lucha entre el arroyo y la roca, siempre triunfa el arroyo... no porque sea más fuerte, sino porque persevera.
Siempre habrá gente que te lastime, así que lo que tienes que hacer, es seguir confiando, y sólo ser más cuidadoso en quien confías por segunda vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada